27 de agosto de 2006

MeDios en Llamas

(como esto no parece tener fin - o al menos uno satisfactorio - seguimos de polacos... esta vez, no son textos de este desquiciado equilibrisita, sino un par de artículos del periódico La Jornada que sirven de contexto para entender mejor la coyuntura del país... el primero es un artículo del Periodistotota Julio Hernández, publicado en su columna Astillero el viernes 25 de agosto y el segundo es un comentario de un lector publicado en la columna Dinero, escrita por otro chido, Enrique Galván Ochoa, y corresponde al miércoles 23):


MeDios

Faraones y barones
Irritación social
Periodismo ahumado

La nueva dictadura mediática está siendo vivamente cuestionada. Los faraones del micrófono y los barones de la prensa escrita apenas abren un poco sus espacios blindados y de inmediato reciben dosis muy representativas del enojo social que sus conductas facciosas provocan (ayer les sucedió a Joaquín López Dóriga y a Ciro Gómez Leyva en sus programas radiofónicos). Luego de la falsa primavera libertaria -que en realidad fue un simple desdén foxista del primer tramo de gobierno, que se convertiría en control a la hora de la verdad que ha sido el fraude electoral-, muchos medios de comunicación se han colocado en las peores páginas de la historia nacional.

Habilitados por sí mismos como jueces y verdugos, esos capataces informativos condenan a la hoguera pública a quienes se opongan a las verdades que les han sido reveladas (mediante pautas publicitarias explícitas, o privilegiados negocios personales, o familiares "legítimos", o el abierto embute clásico) y deciden a conveniencia propia (propia de sus patrones, desde luego) qué es bueno y qué es malo para sus audiencias y lectores presuntamente cautivos. Los héroes de la libertad de expresión critican la corrupción de los otros sin revisar las cuentas propias, y elogian o censuran a los políticos y los hechos políticos conforme les es ordenado como "línea" editorial del negocio llamado periodismo. Duros o blandos según les sea ordenado, amables y condescendientes o implacables y rigurosos según convenga.

Los periodistas que miran al cielo o al mar para no ver la tierra (el planeta que ya no es planeta, los náufragos que no naufragaron), han creído posible instalar un mundo virtual de conveniencias al que los mortales bien aleccionados jamás osarían tocar más que con el pétalo de una reverencia. Pero hoy en México hay un enojo reconcentrado no sólo por el fraude electoral en sí, sino por la manera en que la mayoría de los medios de comunicación han eludido la difusión y el análisis serio de ese hecho y han preferido las conductas frívolas, burlonas y cómplices.

Frente al retroceso periodístico, muchos mexicanos han optado por apagar aisladamente sus aparatos de radio y televisión. Pero una de las exigencias del segmento social que apoya a López Obrador es la declaratoria de un boicot abierto a las empresas que apoyaron económicamente la campaña de miedo y división social que desarrolló Calderón y, en especial, a las televisoras que han convertido sus espacios informativos y de "debate" en arenas facciosas de combate al lopezobradorismo y de apoyo a aquel Felipe Calderón cuyos correligionarios legisladores, ¿alguien recuerda ese detalle ínfimo?, habrían apoyado la Ley de la Triple T (Televisa, Televisión Azteca y Telmex) a cambio de (así lo dijo Manuel Espino) el apoyo en pantalla a la candidatura del chaparrito, pelón y de lentes (descripción del Chapelén hecha también por cortesía del francote Manuel Espino, generalísimo del comité nacional panista).

Astillas:

A propósito de los párrafos anteriores: varios lectores han reportado a esta columna que, en su programa radiofónico del pasado miércoles, el periodista Ciro Gómez Leyva recibió una llamada en la que un escucha le proponía difundir la videograbación sobre apertura y manipulación de paquetes electorales en el distrito 5, de Tlalpan, que el autor de esta columna dio a conocer dos lunes atrás en La mesa de los periodistas de El cristal con que se mira, conducido por Víctor Trujillo. Gómez Leyva habría respondido con desdén a la solicitud, descalificando en lo personal al autor de estas líneas y en específico al mencionado video que, según él, no mostraría nada nuevo ni importante (un lector asegura que dijo que era "un montaje"). Pero el sollozante tecleador dejará de lado los agravios que sin citarlo por su nombre le habría asestado sin posibilidad de réplica el mencionado Gómez Leyva, pues cuando ambos han estado frente a frente, justamente en El cristal con que se mira, el presente columnero le ha dicho con claridad que la peor corrupción de un periodista es vender la conciencia con tal de ingresar a un medio. En cambio, el Niño Astillero invita públicamente al mencionado Gómez Leyva a que, en el mismo programa televisado de radio en que fue aludido en ausencia, sea transmitida una parte del video descalificado y que juntos, al aire, Ciro y el tecleador aporten argumentos sobre la autenticidad y valía del varias veces mencionado video. El tecleador se compromete a no astillar a Ciro preguntando sobre negocios ahumados en el Canal 40 ni sobre amistades argentinas (es decir, relacionadas con la plata)...

Al pobrecito tribunal electoral federal ni siquiera le han respetado la posibilidad de que sea él, el pobrecito Tribilín, el que dé a conocer oficialmente la imposición de Calderón. Primero se atravesó un mandatario deslenguado que decidió por sí mismo quién debe ser considerado como claro ganador de los comicios. Ayer, la Fuerza Aérea Mexicana emitió su resolutivo inatacable a favor también de Felipín, pues puso a disposición de ese candidato un avión oficial para que asistiera a una reunión con legisladores en Nuevo Vallarta. Así es que, frente a tales sentencias de facto, ¿qué podrán hacer los pobrecitos señores magistrados electorales sino confirmar lo que los altos mandos ya han decidido?...

¡Alabado siga siendo Alá! , dado que el tribunal electoral federal está a punto de dar a conocer lo que todo mundo sabía pero temía confirmar (la imposición del calderón como vasija constitucional de los Estados Unidos Mexicanos), el PRD ha decidido lanzar una ofensiva de último minuto para denunciar ¡el fraude cibernético! Algunos de los científicos mexicanos que se la pasaron durante semanas insistiendo en las evidencias de esas manipulaciones mediante computadoras, pudieron este miércoles platicar con López Obrador y luego con algunos de sus colaboradores para explicarles el asunto tecnológico tan difundido en espacios como la presente columna que no está hecha a la antigüita. El próximo lunes habrá una conferencia, especialmente dedicada -según eso- a la prensa nacional y extranjera, para difundir los hallazgos que, supone este tecleador astillado, podrían ser recopilados para publicarse en 2009 o 2012 en una bella impresión de pastas doradas...

. . .

e-Vox Populi
Asunto: Oaxaca en llamas

El lunes de esta semana fueron tomadas a sangre y fuego, y destruidas, las antenas de la radio estatal ocupadas por la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO). En este momento son las cuatro de la mañana del martes (ayer). La policía y paramilitares fuertemente armados han estado disparando contra las radiodifusoras tomadas por la Asamblea Popular de Oaxaca y contra sus campamentos. A las cero horas de hoy se concentraron en el estadio de futbol del municipio de Santa Lucía 40 camionetas con las insignias de las policías estatal y municipal, repletas de uniformados de negro, y jóvenes delincuentes encapuchados. Hasta ese sitio llegamos a pie y en vehículos particulares un gran contingente de ciudadanos, alertados a través de las radiodifusoras, de esta brutal fuerza armada y asesinos a sueldo. Nuestra presencia logró que salieran a toda velocidad de ese lugar, pero nuestra acción disuasiva duró muy poco, pues de inmediato estos perros de guerra se volvieron a reagrupar, dirigiéndose a la radiodifusora La Ley 710, de la colonia Reforma, disparando intenso fuego de alto calibre contra el campamento de esta estación. No sabemos todavía cuántos muertos o heridos pudiera haber. Les escribo esto en un receso de esta larga y cruel noche de represión. La situación de Oaxaca no es por un conflicto laboral del magisterio, es un asunto político de toda la población contra el gobierno de Ulises Ruiz. Oaxaca es el signo de ingobernabilidad más grave de todo nuestro país. El tribunal electoral es el responsable directo del sufrimiento que el sátrapa Ulises Ruiz le ha causado a Oaxaca, al haber convalidado el proceso electoral fraudulento y sangriento por el que este gobernador llegó al poder para destruir la paz de los oaxaqueños y dejar en ruinas a su verde Antequera. El tribunal tiene las manos sucias de sangre oaxaqueña y es el culpable legal, político y moral de las atrocidades de este gobierno espurio, corrupto, autoritario y represor. El pueblo oaxaqueño se lo recuerda y reclama al tribunal. En este amargo momento de fraude electoral y traición a la democracia, el pueblo de México debe tomar muy en cuenta la resolución del Trife del año 2005, que dio el triunfo electoral a Ulises Ruiz Ortiz. Si en 2006 el tribunal resuelve dar el triunfo al espurio y fraudulento Felipe Calderón, todo México será Oaxaca. ¡Fuera Ulises de Oaxaca!

Alfonso Silva Arestegui/Oaxaca

R (respuesta del columnista): Se me helaron las palabras. Según don Vicente MegaSpot todo el país está en calma, con excepción del Paseo de la Reforma. (Señora Marta: bájele la dosis al Prozac, se puede ir en un pasón).


(Por cierto: el título de este post es la combinación del nombre de las columnas. Simple casualidad...

o tal vez una señal: una incitación divina a tomar esta unión gramática como destino manifiesto y cegar la luz de aquellos que nos quieren tener en tinieblas... )

No hay comentarios.:

Publicar un comentario