26 de septiembre de 2006

Aquí No Pasa Nada

Ooo Yeah!!

La verdad es que eso de andarme metiendo en la polaca nomás me estresa en vano. Todavía hasta hoy te tienes que echar uno que otro round con algún bastardín nomás para hacerles el favor de impedir que el(la) muy zoquet@ signa insultando su inteligencia de semejante forma, dándose semejante quemón social y mostrando de forma tan impúdica y desvergonzada su ignorancia histórica y coyuntural mientras se repíte a sí mism@: primero muerto (o agachado) antes que no respetar las jeraquías!! .

Pero en fin. Al ver como plácidamente todo mundo sataniza a los que dicen que la tierra es redonda, el Misantrópico de cáncer que recorre mi mundo bizarro me ha obligado a dejar a un lado la indignación, la refurtación, la rabia, etc., etc., para hacerme reflexionar y solamente verme invadido por la pena ajena.

Total, aquí no pasa nada... y estoy de acuerdo:

Un par de presidentitos en fuga: uno con ansias de correr a zurrancho y otro que quiere gobernar desde un helicóptero. Los hijos de Martha Carlota de Habsburgo salen absueltos. Uno que otro descabezado. Otra decenita de ejecutados.

Un empresario que le pone con niñitas resulta ser el papá de la clase política y de los gobers más corruptos que preciosos... nombran jefe de diputados a uno sus hijos.

Desde las sombras, el padre Mamaciel se congratula de su alumno el Cavernal cuidapedófilos, al agraviado lo amenazan de muerte, monseñor aVascal al rescate corriendo abogados del país.

Oaxaca valió queso Ídem: Un estado arde de coraje y pide que la cabeza su gober aparezca rodando en un antro, a éstos los satanizan los agachados, los satanizados le bailan la guelaguetza encima a uno de los pocos periodistas que no está sodomizado por el poder (al menos no tanto), los benevolentes pacifistas empresarios de la región piden a gritos de comunión un baño de sangre para tener Paz.

Más allá de las fronteras un Papa(natas) manda mensajes subliminales de nuevas guerras santas, condena mundial al que le dijo Satán, borracho y retrasado al pinche borracho retrasado hijo del diablo y su putamadre.

Los cielos se caen, las montañas se vienen abajo, el sol se escapa de nuestra mirada...

Y sin embargo, a pesar de semejante gallinero, los StatusQuofílicos tienen razón: no pasa nada...

Ooo yeah!!

Y ni siquiera han tomado formalmente el poder... esto es sólo el prólogo de los seis años de oscurantismo venidero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario