5 de junio de 2007

Despertando al Can Cerbero

"Mensaje" * El Fisgón


Hace unos días un amigo me preguntaba, ¿por qué las cosas se han puesto tan violentas? Bueno, creo que eso no es algo fácil de entender, de digerir, de aceptar… yo mismo me cuestiono los mismo. ¿Por qué si el Narco tiene años en este país? ¿Por qué si siempre han llevado un control de bajo perfil de las decisiones de la política exterior? ¿Por qué si es la gran institución con la que nadie se quiere meter? ¿Por qué? ¿Por qué ahora han asomado su cabeza a la luz pública para cortar la nuestra?

Y claro, no hay que ser un adentrado en el tema, ni un periodista especializado ni un analista político para alcanzar a ver que la respuesta, se encuentra en lo más alto del poder político de este país.

Es una cuestión casi mitológica: si quieres adentrarte en el infierno, tienes que dejar en paz a ese perro negro de tres cabezas… Pero si no eres Heracles, si te pasaste por el arco del triunfo el ídem de otro y te sientes el hombre más poderoso (y legal), aun cuando tus pies cuelgan del trono usurpado y no alcanzan el suelo, entonces estas en problemas.

Surge entonces la pregunta: ¿Cómo? ¿Cómo me justifico y me valido ante los demás? ¿Cómo le doy a entender a esta masa enardecida que yo soy su líder? Y al final, como el hombre gris y pequeño en más de un sentido que es, se confunde, y cree que el respeto es igual al miedo.

Y cree que poniéndose duro lo van a respetar, así que en vez de ir y rescatar a Teseo del infierno y así demostrar que a pesar de que la forma en la cual llegó hasta ahí es burda él puede hacer algo más y sacar del infierno este lugar, olvida pasar sigilosamente, se olvida de Teseo, se pone de frente al Can Cerbero y le da una patada en los huevos…

Como estar pacíficamente en el campo y sin más motivos que para demostrar que eres un machito bien hecho, vas a sacudir un panal de abejas…

Y la cloaca se destapó… y su validación ya es solo un recuerdo… y al ejército, que son peores, llamó… y nuestra poca paz ya es solo un sueño.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario