Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2009

Causas de la Influenza Porcina

Nuevas investigaciones han salido a la luz acerca de las causas que originan la influenza porcina de las que el gobierno mexicano épica y heróicamente nos está salvando a tapabocazos. La enfermedad se contagia por:


1) Mordida de Chupacabras.

2) Abducción OVNI vislumbrado por la Fuerza Aérea Mexicana.

3) Consumo de leche contaminada entregada por políticos de oposición.

4) Contacto con el "Moco de King Kong".

5) No taparse la boca (y los ojos) cuando su gobierno se lo ordena.


En EUA, las causas históricas de este tipo de males se deben a situaciones como:


1) Aspirar polvo de torre gemela tirada por árabes.

2) Arma de destrucción masiva iraquí.

3) Anthrax por correo.

4) Algún asesino serial suelto.

5) Un largo etcétera...


Recomendación para evitar esta propagación y otras pandemias psicosociales:

ABRE LOS OJOS...


La Doctrina del Shock

Naomi Klein: “La Doctrina del Shock”. Cuando una sociedad entra en estado de Shock, es más propensa a obedecer y a aceptar las órdenes y acciones de sus gobernantes. Aunque también tener a una sociedad en shock, es buena forma de distraer su atención para introducir leyes, programas y decisiones de gobierno impopulares en aras de la “seguridad”.



fuente: desde abajo

Incluso antes que una cura...

Yeah! Honestante: adoro mi país!!!



Con la boca cubierta tal vez, pero jamás con la boca tapada!

Ya pronto me pondré al día con el blog, es que he andado ocupadito jugando al burócrata, al estudihambre y (principalmente) al músico... saludos!

De cubrebocas y cubreojos

cierra la boca, cierra los ojos:



Astillero

Julio Hernández


Todo de un golpe: mediante un simple decreto, sin siquiera tomar la opinión del congreso pripánicamente controlado, el ocupante de Los Pinos se otorgó a sí mismo (a través de su dependiente, el secretario de Salud) facultades discrecionales para aislar individuos, allanar casas y locales, hacer compras cuantiosas sin licitación pública y suspender concentraciones públicas (¡Aguas: llegó la SS!). Además, la crisis provocada por la influenza opacó y desequilibró las campañas electorales en puerta, incrementó la desesperanza cívica, introdujo el virus de la desconfianza y elevó el del conservadurismo en la plaza normalmente liberal del Distrito Federal, colocó en las calles de esta capital del país a soldados en misiones hoy solamente sanitarias, permitió que por televisión abierta de alcance nacional (Televisión Azteca) se transmitieran misas católicas y tendió una cortina de humo viral sobre temas polémicos en curso como las cuent…