31 de enero de 2011

Soundtrack Subliminal 2010 (Progressive)

Se acabó otro año y nuevamente me atrevo a recomendarles lo que no dejó de sonar a través de mis bocinas y en mis oídos, derechito hasta mi subconsciente... no sé si en verdad sea lo mejor, pero a mí me lo pareció y, como mínimo vale la pena la escuchada.

Esta vez con Progressive / Avantgarde / Post-Metal:



#7

ORPHANED LAND
The NeverEnding Way of ORwarriOR
Death Progressive Metal
Yo era de los cientos que esperábamos este álbum desde que escuchamos el abrumador Mabool. Aquel es una pieza artística sin precedentes, con una combinación de death, folk y progresivo que no puede más que dejarte atónito la primera vez que lo escuchas. De ahí la impaciencia y a la vez preocupación de esucchar este trabajo... ¿Pudo Orphaned Land superar semejante obra maesta? Y la respuesta es indudable: NO. La primera vez que escuché este nuevo álbum me dejó un tanto indiferente, despúes de otro par de vueltas, sabía que este disco iba a terminar entre mis grandes decepciones del año... pero por ahí del mes de octubre desempolvé esa edición que adquirí en preventa de la emoción, y decidí darle otra escuchada... fue hasta entonces que entendí que OL no intentó recrear el Mabool sino seguir adelante, así que con la cabeza fría, finalmente descubrí un album brillante de gran fuerza y sin duda, el segundo mejor álbum que la banda ha lanzado. Ok, no es Mabool 2: Superémoslo y abracemos esta nueva joya de los israelitas.

#6

YAKUZA
Of Seismic Consequence
Ambient / AvantGarde Metal
Yakuza es una banda que recién conocí este año. Cuando vi que estaban girando con Triptykon, me llamó la atención ver quienes eran (al parecer en otros lados no hacen los experimentos que a veces ocurren en México y normalmente las bandas tienen algo en común). Inevitablemente, su sonido me recordó los puntos más lóbregos y doom de la obra final de Celtic Frost, Monotheist, con la cual, confieso, recién me hice fan, y fue precisamente por ese toque lento, ambiental, absolutamente tétrico y deprimente (en el buen sentido), y Yakuza tiene todos esos elementos, más el plus que me ha estado conquistando últimamente: los metales en el Metal. El uso del saxofón le da otra dimensión a la atmósfera de sus canciones sin caer en el exceso, lo cual hace más brillante sus arreglos. Esta banda y este álbum son una recomendación indudable para todos aquellos amantes del ambient, progresivo y lóbrego.

#5

THE OCEAN
Heliocentric / Anthropocentric
Progressive / Post Metal

Esta es la segunda de tres bandas en el top que conocí este mismo año; y fue la que más tarde llegó a mis oídos. Mentiría tratando de hablar con experienacia del sonido de The Ocean, ya que fue a través de la continua aparición de estos dos discos en otros tops que supe quienes eran... pero en cuanto escuché la primera de las dos producciones que lanzaron este año, Heliocentric, me dí cuenta de que el Hype tenía poco que ver y simplemente era la genialidad de la música la que los hacía presentes en todos lados. Cada vez es más dificil para aquellos que llevan muchos años en el género negar la existencia del llamado Post Metal, y ante la lamentable ruptura de Isis, The Ocean se postula para ser uno de los principales representantes del sub género. Con una combinación de hardcore, progresivo y arreglos en crecendo, estos estadounidenses divideron las partes más ambientales y sutiles en el mencionado primer disco para dar paso a sus más aplastantes composciones en Anthropocentric, el cual parece ser más cercano al sonido de su carrera. Se ha consolidado un nuevo sub género.

#4

PAIN OF SALVATION
Road Salt One
Progressive Metal
Hay errores que son de novato y no deberías cometer cuando eres fan del Progressive. El típico es esperar que el nuevo material de una banda realmente comprometida con la evolución suene como aquello que lanzaron hace años y del cual te enamoraste. Por segundo álbum consecutivo, Pain of Salvation se burló de mí: volvieron a romper con lo "esperado" y en pleno amanecer de la segunda década del siglo XXI, Daniel Gildenlow abrió un vórtex en el tiempo y entregó una obra atrapada en la tangente del sonido de hoy y aquel que bien podría firmar el primer Genesis. Una vez más creí que palidecía ante aquellos viejos y casi perfectos Perfect Element part I y Remedy Lane y una vez más estaba equivocado. Es distinto, sutil, más personal, pero sin duda, (y ya debería dejar de sorprenderme) impecable, como todo lo que hace Pain of Salvation.

#3

PORCUPINE TREE
Anestethize
Progressive Rock
Tal vez sí hubo suficiente material original para no tener que recurrir a discos en vivo, sin embargo, es imposible pasar por alto un lanzamiento de Porcupine Tree. Steven Wilson es un tipo que se ha ganado a pulso sus estatus de genio, no sólo por su innegable talento musical y de composición, sino también porque sus producciones no dejan un solo detalle al aire: todo esta controlado y perfectamente cuidado; y la elegante creación de Anesthetize es prueba de ello. Desde el empaque mismo (este 'escribidor' es un orgulloso dueño de la edición de lujo), hasta el sonido, la mezcla, el manejo de cámaras y por supuesto, la magnifica ejecución. Finalmente, el set list, que incluye viejos clásicos y la interpetación en su totalidad de su increíble Fear of a Blank Planet hacen de este material un documento invaluable e infaltable en cualquier colección progresiva.

#2

VULTURE INDUSTRIES
The Malefactor's Bloody Register
Avant / Progressive Metal
Sin hacer demasiado ruido, Vulture Industries se llevó de calle a muchos progs ya establecidos. Este mismo 2010 conocí a esta banda que además de su nombre, lo primero con lo que me atrapó fue con el título de su álbum debut "The Dystopia Journals" y después para que el gancho fuera completo, el increíble sonido del mismo: de repente, ya no hizo falta extrañar a los geniales y míticos Arcturus, pues VI había capturado ese sonido, simétricamente colocado a medio camino del avantgarde y el prog más épico... fue justo el momento exacto en el cual que me atraparon, pues unas semanas después lanzaban este Malefactor's Bloody Register donde las marcadísimas influencias del legado de Arcturus se hacen más sutiles y comienzan a dar forma a ese estilo pero con mayor personalidad propia, con el lado más heavy en los potentes riffs y en las macabras líneas melódicas del vocalista Bjørnar E. Nilsen sustentadas en los bizarrísimos arreglos de teclado que él mismo ejecuta. Es un placer absoluto escuchar sus discos, y si la justicia divina existe, este es el arranque de una banda que será muy grande.

#1

OPETH
In Live Concert at The Royal Albert Hall
Death Progressive Metal

Cuantas veces no hemos escuchado a los metaleros más melancólicos preguntar: ¿Quién? ¿Quién en estos tiempos es capaz de convertirse en una leyenda del tamaño de Maiden, Judas, Zeppelin o Sabbath? Y cada día es menos difícil contestar en automático con una sola palabra: Opeth... no importa si eres fan o no de los suecos, es imposible negar su enorme calidad. El día que Mikael Åkerfeldt decidió que era una vil mentira eso de que Todo está inventado en la música, firmó su pase a la inmortalidad artística. En el 2000 entregó el que para muchos es el mejor álbum del Metal moderno: BlackWater Park y 10 años después, en su mejor momento, los suecos entregan este documento en vivo donde plasma esa pieza magna en su totalidad, más un recorrido por toda su discografía, entregando un viaje íntimo, pasional e irrepetible de casi tres horas de duración.... Opeth esta en el umbral, el punto más importante de su carrera: están por convertirse en la banda de Metal más grande del siglo XXI.





A DESTACAR TAMBIÉN:

Vanden Plas - The Seraphic Clockwork: estos alemanes no fallan: son una de las alineaciones más completas y mejor balanceadas del género. Su nuevo álbum tal vez no sea tan memorable como su anterior Christ.0, pero siguen siendo casi perfectos.

Shining - Blackazz: el sonido de los noruegos no es para cualquiera, pero definitivamente vale la escucha: es el álbum perfecto para los más atascados de la técnica progresiva, el Death y el Free Jazz.

The Ascent of Everest: Post-Metal con cuerdas en crescendo. Son una banda medio under, pero tienen con qué llegar a ser de lo mejor del subgénero en la actualidad.


DECEPCIONES:

Star One - Victims of Modern Ages: Ok, no es un mal álbum, pero Lucassen ya vive en el confort absoluto de sus invitados. Su genialidad e influencia en el género son incuestionables, pero sigo sin entender para qué crear tantos proyectos si todos van a sonar básicamente igual.

The Shadow Theory - Behind the Black Veil: oficialmente su álbum sale en latinoamérica en enero, pero desde hace un mes me decepcioné con este disco que es bueno a secas, pero del que esperaba demasiado. Devon Graves debe dejarse de proyectos y de nostalgias con Psychotic Waltz, y ponerse a trabajar en el próximo álbum de su brillante banda DeadSoul Tribe.


(Continuará...)



(Checa también: Alternative / Dark / Heavy & Hard / Melodic)

.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario